La Generación Inmobiliaria Desorientada

Disciplina vs Talento.

La Disciplina y la Formación constante como bases para una generación inmobiliaria exitosa.

Ayer estaba hablando con un especialista en marketing inmobiliario de una muy reconocida herramienta web, y una de las cosas que me consultaba era cómo hacía para poder integrar tantas plataformas bajo un esquema publicitario. Obviamente, tomé aire, suspiré, y comencé a comentarle cómo trabajo el marketing digital de mis marcas. Me escuchó muy atentamente y me dijo: “Nuestra herramienta es muy buena, y sin miedo a parecer soberbio puedo decir que es la mejor desarrollada para las inmobiliarias, pero sin duda tu trabajo va más allá de las herramientas”. Y me quedó retumbando en mi cabeza el ir más allá de las herramientas, sobre todo porque me sonó más a una descripción de un estilo de trabajo que a un halago.

Actualmente existe toda una generación de CBRs que incursionan en el mercado de los bienes raíces primero sin conocer el mercado, segundo sin haber experimentado con las herramientas, y tercero sin saber cómo conducir dichas herramientas en el mercado.

Yo sé que se hace camino al andar y que la experiencia se hace porque nadie nació sabiendo. Pero seamos realistas: Hoy la improvisación y la ignorancia se pagan muy caro. Antes los procesos publicitarios eran muy simples, podríamos decir que no había mucha ciencia. Se captaba una propiedad, se la publicitaba en nuestra vitrinas, en el periódico o en radio y televisión y ya se daba por solucionada la cuestión. A esperar que los clientes nos contacten. A nadie le regalan el curso de certificación como CBR o Realtor, y mucho menos nos devuelven tres o cuatro años de estudios como sucede en Argentina. Se invierte dinero y tiempo, y para el primero hay solución, pero para el segundo no. Y si a eso le agregamos que en la teoría pareciera que es sencillo, pero cuando llegamos a donde las papas queman, ahí donde tenemos que captar propiedades bien captadas, montar una oficina y un sistema publicitario y comenzar a captar clientes para esas propiedades, y de pronto nos encontramos que hemos improvisado, que hemos realizado todo esto sin un esquema de trabajo o planificación y que llegados a este punto nos sentimos obnubilados y no sabemos qué hacer. Ahí es que nos damos cuenta que deberíamos haber escuchado cuando leíamos de las herramientas y procesos que todo CBR debería implementar. Y más que nada lo digo porque la mayoría no saben cómo montar una inmobiliaria, o no saben la importancia de montar una inmobiliaria si se quiere lograr grandes cosas en este mercado tan exigente.

Si lo que quieren es obtener un ingreso extra o simplemente generar ingresos propios para no depender bajo ningún punto de vista, está muy bien. Pero este artículo no está orientado a conformistas, este artículo está orientado a aquellos que quieren hacer de esta profesión la actividad que les permita vivir con comodidad, realizar inversiones, montar empresas, diseñar modelos de negocios inmobiliarios, convertirse en inversionistas inmobiliarios, o exitosos gestores comerciales de bienes raíces.

A esa Generación Inmobiliaria Desorientada, le digo que su principal falencia es la falta de disciplina y formación.

En esta profesión, la formación constante es la fuente de todos los progresos. ¿Por qué? Sencillo. Cuando nos formamos de manera constante, nuestros métodos y estrategias son sometidos a un escrutinio interno por parte del nuevo aprendizaje adquirido con anterioridad, sometiéndolo a un proceso de crisis al más puro sentido formulado por Thomas Kuhn. Ahora bien, esta crisis tiene la oportunidad o de abrir nuevos horizontes y nuevos caminos, o quedarnos con los antiguos y ver cómo poco a poco nos rebasa la competencia. Nuestros paradigmas que dábamos por ciertos de pronto ya no son tan absolutos, sino hasta diríamos que se volvieron obsoletos y nos vemos forzados a buscar nuevas teorías o métodos que respalden nuestra gestión.

Justamente hoy hablaba con un grupo de CBRs y les comentaba: “Mi tiempo tiene prioridades, y entre las responsabilidades como CBR, como encargado del área de marketing y los estudios académicos profesionales en los cuales me encuentro, no tengo el tiempo que quisiera poder brindar”. Pero si a eso le agrego que: 1) “Youtube desarrolló nuevas herramientas y tengo que aprender a utilizarlas para reforzar mi videomarketing”, 2) “Instagram modificó sus algoritmos y tengo que rever mis métodos de socialmedia en esa red”, 3) “Facebook dispone de nuevas herramientas para una mejor métrica y análisis de los resultados de las publicidades y tengo que aprender a usar para implementarlas de una manera mucho más efectiva y optimizar mi ROI”, 4) Google, dispone de nuevas herramientas para publicidad y métrica, así como la evolución de las reglas de indexación de los tags, metatags, títulos, imágenes y videos para un óptimo resultado con el SEO de nuestras webs”. Entonces de todo esto se desprende que a pesar de que soy relativamente joven para ser viejo, y relativamente viejo para ser joven, lo que nos ha permitido focalizarnos y mantenernos a la vanguardia es la certidumbre constante que si no nos capacitamos e implementamos en la medida de lo posible todo lo aprendido, no vamos a poder mantener el nivel de excelencia que nuestros clientes y usuarios están acostumbrados a experimentar.

Si no adquirimos esta disciplina en la formación constante y en la formación profesional, por más que tengamos las mejores herramientas, sino sabemos usarlas se vuelven un lastre y nos hacen ser obsoletos.

Y por último espero que este “ir más allá de las herramientas” nos haga entender que lo que nos permite lograr ese estilo de trabajo es la pasión por lo que hacemos. Cuando tu pasión se conjuga con tu trabajo, siempre y cuando uses adecuadamente las herramientas, el resultado no puede ser más que el inexorable éxito.

El éxito no es para todos, eso lo tengo muy en claro. ¿Pero no crees que vale la pena luchar para obtenerlo?

Yo creo que sí, y que hay tanto potencial en tantos CBRs que no saben que lo tienen por no aplicarse a una disciplina.

Como diría Yokoi Kenji quien nos recuerda de la sabiduría japonesa: La disciplina tarde o temprano vencerá a la inteligencia.

Ahí se los dejo para que lo mediten.

Hasta la próxima.

CBR Ariel H. Mohr

WEB: www.alfabienes.com / www.zonainmobiliaria.ec /www.property.ec

PORTAL: www.fullbienes.com

BLOG: www.arielmohr.com / www.marketinginmobiliariodigital.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s